10381952_10204020032684147_10204020002243386_941_983_b.jpg

Hay cosas que uno ve en los políticos y por las que no puede pasar sin decir nada. La prepotencia, la soberbia, el desprecio, es algo que un buen político no debería mostrar por sus votantes, y este jueves, los políticos concejales del PP en Tokedo dejaron ver que de buenos políticos, nada de nada, pues la prepotencia, la soberbia y el desprecio fue lo que mostraron esos concejales del grupo del Partido Popular a unos vecinos que querían hablar. Para ser justos, solo Ana Isabel Bejarano estuvo a la altura de las circunstancias, con educación y respeto por esos vecinos, ya que fue la única que tuvo la ética y la decencia que se espera de un político manteniéndose en el salón de Plenos y no abandonando el salón como hicieron sus compañeros de partido.

Lo triste de esa situación era que los que querían habñar con el permiso de la presidencia era padres y madres con hijos enfermos de cáncer y que se temen que el Partido Popular en el gobierno les deje sin atención en Toledo, en su hospital..

No entraré si es verdad o mentira el que se haya cerrado la planta de oncología infantil; eso sería otra cuestión, yo en lo que entro es en la falta de humanidad, en el desaire producido a esas madres y padres que están sufriendo, acuso la falta de empatía, la ausencia total de solidaridad con el dolor y el sufrimiento de unos vecinos, y hubo incluso un concejal, ignoro el nombre, de lo contrario lo daría, que se enfrentó como un chulito de barrio a uno de los padres. Poca vergüenza sería tener algo y estos, de vergüenza, van más bien faltos de toda.

¿Donde está ahora esa rectitud de la que presume el PP? ¿Donde las dimisiones de esos “mendas” que abandonaron el Salón de Plenos? Son unos impresentables, unos miserables que fuera verdad o no lo que los padres denunciaban, debían haberse quedado en el Pleno, y si era mentira haberles explicado a los vecinos SU verdad, y si no es mentira, haber aguantado el tirón, pues los vecinos no solo aplauden, también critican y esas hay que asumirlas también, entra en el sueldo de concejal y de político.

Desde aquí mucha suerte a los niños/as enfermos de cáncer, y mucha paciencia a sus familias, que tengan fe, no en las autoridades, que está más que visto que no, sino en sus vecinos no políticos, en la solidaridad de la gente, en el apoyo moral de la sociedad, y a esos impresentables concejales que abandonaron el Pleno dejando con la palabra en la boca a los padres que tiene hijos con cáncer solo recomendarles que se vayan a su casa, que tengan algo de sangre en sus venas y dimitan y ale, ale, a su casa, por impresentables,por la falta de vergüenza, de empatía, de solidaridad, de humanidad.

Y a Ana Isabel Bejarano, la única concejal del Partido Popular que supo mantener su dignidad como persona y como política quedándose a escuchar a los vecinos, nuestro aplauso y nuestro respeto.

NND, FTAT, +Anselmo de Crespi


Publicado por Fratertempli.tk (Responsable Fr.++Anselmo de Crespi) para FRATERTEMPLI – ORDEN DEL TEMPLE, el blog el 5/19/2014 05:02:00 p. m.

Anuncios