Que todo asesinato debe ser condenado está más que claro, y el asesinato de la presidenta de la Diputación de León debe ser condenado como cualquier otro, quizás como deben ser condenados todas las muertes en hospitales producidas por el recorte de la sanidad, o las muertes de los que se han suicidado por el tema de los desahucios, que también son asesinatos, de otra clase, pero al fin y al cabo, asesinatos, no con armas de fuego pero si con otro tipo de armas más sofisticadas, como la crisis, el paro, el hambre, la pobreza, etc. Pero como decía, todos, TODOS, deben ser condenados.

El asesinato de León es un hecho cruel, pero personal, es decir, una venganza de una persona contra otra, condenable, repugnante, si, pero nada que ver con el escrache ni con las redes sociales, y está muy feo, muy feo, el aprovecharse de la muerte de una persona para cercenar la libertad en las redes sociales que es lo que parece querer hacer ahora el gobierno español.

¿Que ha habido comentarios en twitter y en las redes sociales muy desafortunados en el tema este del asesinato leonés? si, los hubo y seguramente los habrá, pero las leyes están ahí y ahora tocaría a los jueces ver cuales de esas informaciones son delito y cuales son sencillamente una forma de expresión, más o menos afortunada, más o menos grosera, (personalmente no me gustan esas expresiones que buscan justificar un crimen, un asesinato, y que parecen de lo más inhumano, pero allá cada cual con lo que escriba). De ahí a empezar una caza de brujas, o querer limitar la libertad de expresión de millones de internautas hay una distancia que si bien el gobierno parece dispuesto a salvar, no debe en ningún caso hacerlo, porque la libertad de expresión es algo tan profundamente natural, tan profundamente democrático que el intento de cortarla si puede ser considerado como un ataque a la población, un ataque al pueblo y a sus derechos más naturales, un ataque a la sociedad, un delito del estado contra todos nosotros, otro más.

¿Que alguien piensa de alguna de las frases que han salido por las redes sociales con motivo del asesinato de la Presidente de la Diputación de León son constitutivas de delito? Denúncienlo, que actúen los jueces con la ley en la mano, pero la ley actual, no la que de golpe se saque el gobierno español de la manga por este desgraciado motivo.

Todo apunta que los buitres intentan sacar provecho del cruel e injustificable asesinato de León; todo apunta a que de nuevo pagaremos con la amputación de más derechos los ciudadanos. Condenemos el asesinato, éste y cualquiera, pero no permitamos que continúen quitándonos derechos que nos ha costado mucho conseguir, y el derecho a la libertad de expresión es uno de ellos. Su abolición, su cercenamiento en las redes sociales solo puede beneficiar a quienes no admiten críticas a su labor gubernamental, quienes han hecho de la pérdida de derechos del pueblo su arma política, su arma económica. No dejemos que nos quiten otro derecho más.

Por la libertad de expresión, no a las intenciones del actual ministro del Interior.

NND, FTAT, +Anselmo de Crespi


Publicado por Fratertempli.tk (Responsable Fr.++Anselmo de Crespi) para FRATERTEMPLI – ORDEN DEL TEMPLE, el blog el 5/14/2014 10:15:00 p. m.

Anuncios