La animación y ambientación de las calles y plazas del casco histórico con motivo de la celebración del V Festival Templario, del 10 al 13 de julio, es uno de los apartados más participativos de este evento cultural.

Unos 80 jóvenes ensayan en estos días las escenas.
La respuesta del colectivo joven ha sido muy positiva, expresa Antonio Sarrió, al frente de los talleres de animación en los que mendigos, monjes y lacerantes aprenden su papel para integrarse en los decorados naturales en los que durante cuatro días se revivirá el pasado de Jerez bajo el dominio de la Orden del Temple.

La participación popular también es importante para la puesta en escena del espectáculo teatral ‘La Torre sangrienta’, que se representará en el recinto de Popagallina bajo la dirección de Pedro Penco y que constituye la principal novedad en esta edición.

El lienzo de la muralla jerezana y la propia ‘torre sangrienta’, donde cuenta la leyenda fueron decapitados los últimos caballeros templarios, serán testigos de esta representación los días 11, 12 y 13 de julio, a partir de las 23.00 horas.

Varias modistas trabajan desde hace semanas en el taller de vestuario, confeccionando las banderas, pendones y otros elementos que servirán para decorar el escenario, además de la vestimenta de los nuevos personajes que se incorporan a la representación y a la animación de calle.

El vestuario del festival templario ha ido creciendo desde sus inicios y según destaca la responsable del citado taller, Asunción Garrido, cuenta ya en esta quinta edición con centenares de trajes de caballeros templarios, mercaderes, lavanderas y mendigos.

El Ayuntamiento, encargado de la organización del festival y la compañía Alsuroeste Teatro, han dado a conocer que las actividades comenzarán la tarde noche del 10 de julio con un desfile, la apertura del mercado de las tres culturas que en esta ocasión se traslada a la plaza de la Alcazaba y el espacio “Noches templarias” para disfrutar del ambiente del festival junto a la iglesia de Santa María.

Anuncios